Un botón de placer vive en el cuerpo femenino

1,463 vistas totales, 6 en el día de hoy

Pareciera mentira que, en pleno Siglo XXI, todavía existen mujeres que desconocen que entre sus piernas tienen una fuente de ‘gloria’. Se trata de un órgano chiquito que sirve únicamente para sentir placer -y no es que sea poco-. La función del clítoris, por si tú tampoco lo sabías, es exclusivamente esa.  

Se sabe que, a pesar de los avances, la sexualidad todavía es tabú. Por eso, muchas ignoran la cajita de sorpresas con que llegaron al mundo. Pero no se alarmen, hay expertas y expertos que pueden servir como guía. 

Por ejemplo, el pasado 19 de junio del 2017 la francesa Lori Malépart publicó en YouTube un clip de 03:17 minutos que invita a mirar el clítoris, su historia y peculiaridad. En UNOSTRES lo hicimos y, además, ‘interrogamos’ a la sexóloga July Ruiz para conocer más sobre un aspecto de la intimidad femenina que históricamente ha sido censurado.

Primera respuesta: en la actualidad no todas las mujeres saben lo que pueden hacer con su clítoris. La razón: desde la infancia se reprime a las niñas en torno a su cuerpo y la expresión de la sexualidad; se les enseña que no deben tocarse, que explorarse está mal y es indecente. 

Pero sucede que cuando tienes una sexualidad sana, te conoces, sabes masturbarte y te empoderas de tu figura, puedes tener disfrute con o sin pareja… Está claro: no necesitas de una o un acompañante para ‘llegar’.

Lo dice la experta: cuando la mujer se autoexplora y sabe estimular el clítoris, alcanza el orgasmo fácilmente. Pero, ¡muchas nunca han experimentado esa sensación máxima de placer, ni se han tocado! Si es tu caso… Tranquila, siempre se está a tiempo. La sexóloga recomienda hacerlo –acariciar tu órgano de goce– en la ducha. El contacto con el agua “levanta” las terminaciones nerviosas. Y, probablemente, desconoces que ahí abajo, entre tus piernas, guardas más de 8 mil terminales de nervios. Para que tengas una idea: el doble que las del pene. (Y eso no es todo, sigue leyendo…).

Si tampoco sabes donde está, y esto también funciona para ellos -que a veces se desubican en sus tareas de exploración- se trata de una membrana, un ‘botón’, que se esconde en la parte superior de los labios vaginales, afuera, ¡NO ADENTRO! Si se sabe tocar el ‘placer de Venus’ (así lo bautizó, en 1559, el anatomista Mateo Realdo Colombo), puedes tener muchos orgasmos y una mejor lubricación… 

Cuando se lo estimula correctamente, y además se complementa con una buena penetración -dice la experta- la mujer eyacula. Sí, eyacula, pero no pasa con frecuencia porque: tiene miedo y/o vergüenza. En una relación heterosexual, suele pasar que “mientras ella está preocupada por cómo se ve, ellos están enfocados en el rendimiento, en ser mejor que en el encuentro anterior, en asegurarse de que hacen las cosas bien; no se fijan en si su compañera está gorda, flaca… para los hombres es importante que las mujeres sientan placer y deseo”.

Si te animas a autoexplorarte, es importante que te relajes y empieces a tocar suavemente con los dedos. Si no hay lubricación, la sexóloga recomienda utilizar alguno de los productos que venden en las farmacias; o saliva, que tiene la misma funcionalidad.

¡Atención! El clítoris no es un botón de pánico, no debe ser tocado agresivamente, no se lo muerde ni se aplasta por la cantidad de terminaciones nerviosas. Si se sobreestimula, duele. El contacto debe ser despacio y, si se usa la lengua, es mejor :p

TRIVIA: ¿Y tú cuánto sabes del clítoris?