10 ‘tips’ para priorizar las compras de bebé

1,001 vistas totales, 1 en el día de hoy

¿Cómo priorizar las compras para el bebé? Foto: PFM

Por: Paola Flores M.

Cuando confirmé mi embarazo, lo primero que pensé fue: “¡Me urge una carriola para mi bebé!” No sé qué me daba cada que veía a una mujer con una, las miraba tan felices y cómodas por todo el centro comercial mientras su bebé dormía plácidamente. Entonces, sentía que era una de las cosas imprescindibles para mi nueva vida de mamá… La cuna es importante pero no imprescindible. Los primeros meses el bebé dormirá en tu mismo cuarto y probablemente en tu misma cama, si tu presupuesto es limitado, este gasto puede esperar.

Así que aquí les dejo unos ‘tips’ acerca de cómo priorizar las compras para recibir a un bebé y no caer en el pánico:

Colecho: Este sí lo recomiendo de inicio. Aunque quieras que tu bebé duerma con ustedes en la misma cama, al principio te puede dar miedo aplastarlo y no pasaran muchos días para que comiences a extrañar el cachito de cama que te hace falta. A este le agregaría un cojín antireflujo.

Pañalera: Sin duda creo que esto es algo que tienes que comprar a tu gusto y no necesariamente tiene que tener ositos, piensa que es un accesorio que usarás todo el tiempo y que desde la ida al hospital te servirá para tener todo a la mano.

Móvil: No hay mejor manera de estimularlos que con un móvil. Al  estar siempre acostados, su perspectiva es hacia el techo, los muñecos se mueven y atraen mucho su atención.

Carriola: Yo la utilicé hasta que mi bebé tenía cerca de un mes y comencé a salir más; sin embargo, puede ser de las primeras cosas por investigar ya que no valen dos pesos y ¡hay miles! Así pueden analizar cuál les gustaría tener y hacer una compra inteligente

Cubre huevito: No importa el clima, esto le ayudará a no estar expuesto a los cambios de temperatura y oscurece perfecto para que pueda hacer su siesta a gusto.

Fular: Al estar pegadita a mí, abrazada por el fular y en el movimiento constante de mi caminar mi bebé dormía sus siestas increíblemente. Al principio puede que parezca que no les encante, pero al caminar con ellos, terminarán dormidos y tú con las manos libres para hacer mil cosas.

Tina: Hay quienes bañan a sus bebés desde recién nacidos en la regadera, yo decidí comprar una tina que tuviera la base plegable, porque además de querer bañarla ahí, conforme crece les das tiempo de jugar y quedan más cansados para dormir por la noche y este hábito les genera una excelente rutina del sueño.

Sillita mecedora: Una sillita mecedora es perfecta para tener a tu bebé cerca, en un lugar seguro donde pueda estar tranquilo.

 

Extractor de leche: Aún cuando planees estar con tu bebé todo el tiempo, toma en cuenta que en algún momento podría necesitar tomar algún medicamento que requiera que se diluya en líquido, querrás hacer un banco de leche, que su papá lo alimente o si regresas a trabajar, etc.

Por ultimo, un esterilizador y un par de biberones etapa cero, utilizarás al menos uno, y el esterilizador, al menos hasta los seis meses lo usarás no solo con los biberones, sino con las mordederas, si decides darle chupón, el saca leches, etc.

Pareciera ser un mundo de cosas, porque obviamente cada una conlleva muchas más,  sin embargo, puedes ir analizando costos y prioridades, ya que cada mamá va a ir definiendo lo que para ella es necesario o no, otra opción es recurrir a los artículos que usaron otros bebés en la familia o de amigas para acortar algunos gastos. Lo más importante, es que no te agobies con todos los pendientes y disfrutes cada aspecto relacionado con tu bebé, porque cuando menos lo imagines, ya lo tendrás entre tus brazos.

 

 

 

Notas relacionadas