¿En la Whymper y Paúl Rivet se respetan los niveles de ruido?

83 vistas totales, 6 en el día de hoy

La música suena. Viene de distintos lugares del sector. El ambiente se vuelve festivo por la llegada de clientes a restaurantes, restobares y negocios.

Es un viernes a las 20:30. El inicio del fin de semana siempre es el día de mayor actividad en las calles Whymper y Paúl Rivet. En el mismo sitio hay edificios de oficinas y departamentos residenciales.

Al avanzar la noche, las actividades se incrementan y los ruidos se vuelven intensos y constantes. A las 23:00, la situación inquieta y se convierte en un problema para los moradores. Así lo han denunciado a las autoridades.

La percepción de los vecinos

Blanca Jorgge, moradora de un edifico de la Paúl Rivet, cuenta que la situación causa alteraciones en las etapas del sueño a muchos vecinos.

Otro problema es ocasionado por las peleas de las personas en la calle. “Recuerdo que una vez escuche a una mujer gritar y llorar por una discusión con su novio, ambos en estado de ebriedad”, explica Jorgge.

Igualmente, los vecinos del edificio Elysee han presentado quejas a las autoridades ante el elevado ruido. Este suele intensificarse a las 23:00 en un bar que está al lado. Nataly Terán, administradora, afirma que como condominio han llamado algunas veces a la Policía para que procedan con llamados de atención.

El funcionamiento de los negocios

Los sitios identificados son ocho con distintas actividades desde música en vivo, restaurante, sala de eventos, pero en su mayoría bares. En la calle Whymper funcionan 6. En la Paúl Rivet 2, uno de ellos señalado como el que más ruido genera. 

“No son bares, son PUB” (abreviación de public house, que en español significa “casa pública”). Es un establecimiento donde se hacen reuniones y sirven bebidas alcohólicas”, aclara Ryan Jacobo, propietario de Bandidos del Páramo. Él asegura que uno de los mayores problemas es la falta de un sistema razonable de zonificación de la ciudad y la mala asesoría para establecer negocio según su actividad.

Para que un local pueda funcionar es primordial que se cumpla con los requisitos de Uso y ocupación del suelo y cualquier otra autorización, como la Norma Técnica para el control de la Contaminación por ruido de la Secretaría del Ambiente.

La normativa establece que no se debe exceder los niveles máximos permisibles de emisión expresados en dB(A) y que se fijan por tipo de zona según el uso del suelo.

El barrio La Paz es zona residencial urbana 2 que permite el funcionamiento de restaurantes y restaurantes con bebidas alcohólicas restringidas que lleguen a un nivel sonoro en db(a) de 50db de 07:00 a 22:00 y 40db de 22:00 a 07:00.

Los operativos de control en agosto han sido permanentes. Los moradores hicieron una solicitud a la Agencia Metropolitana de Control y Secretaría del Ambiente para conocer cuántos locales cumplen con las normativas de niveles máximos de ruido y permisos. Les respondieron que se comunicarán en un momento oportuno.

La posible solución

Se abrió el diálogo con los dueños de los establecimientos. Ellos sostienen que sus locales cuentan con medidas para controlar el ruido como sonorización, paneles de ruido y están dispuestos a reunirse con los vecinos y llegar a acuerdos y mejorar las problemáticas.

Las posibles propuestas de solución que los residentes establecieron en la última reunión barrial del 26 de agosto del 2019 es realizar una agenda de reuniones con los dueños de los locales que den apertura. Asimismo, ejecutar una campaña de concientización.

El primer negocio en aceptar el diálogo fue Nativo. Ellos se comprometieron a tomar en cuenta las necesidades de los vecinos y disminuir el ruido.

UNOSTRES pudo comprobar que la mayoría de negocios cuentan con Licencia Única con Actividad Restaurant con comidas para llevar y restaurante con bebidas alcohólicas restringida. Además, UNOSTRES usó la aplicación móvil Sonómetro para medir el  ruido  un viernes a diferentes horas y verificar los niveles de sonido que producen. Estos fueron los resultados:

Notas relacionadas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *