Las familias salieron a divertirse en la González Suárez
in

El ciclopaseo de la González Suárez es familiar

Hubo más ciclistas. Hubo más caminantes. En realidad se notó la presencia de más familias recorriendo los 3,9 kilómetros del ciclopaseo de la González Suárez este domingo 16 de agosto del 2020.

Fue el segundo de los 9 planeados hasta octubre. El mayor flujo de usuarios acudió al circuito de la avenida González Suárez. La ruta va desde el Hotel Quito hasta la altura de la Plaza Churchill.

El retorno de la ruta está en el paso peatonal. Foto: Marcos Vaca

El clima ayudó durante la jornada

La temperatura marcaba 22 grados centígrados al mediodía del 16 de agosto del 2020, pero no se sentía. El cielo estaba nublado, lo que ayudó para que no hiciera tanto calor como ocurrió durante el 9 de agosto.

El sol estuvo oculto tras la nubes. Foto: Marcos Vaca

La señalización ayuda

Los vientos tampoco viraron las vallas que segregan el circuito. Durante el primero ciclopaseo corrió mucho viento al punto que tumbaba las estructuras metálicas que dividen el carril vehicular del circuito de los ciclistas. Para evitar inconvenientes, Ciclópolis, una de las instituciones organizadores, tomó precauciones y colocó pesas para evitar que las vallas se fueran al piso.

Las seguridades en la vía. Foto: Marcos Vaca

Cosas por mejorar

Vecinos reportaron que en la calle Humboldt hubo usuarios en sentido contrario al ciclopaseo. La ruta es unidireccional y va de sur a norte, incluso en sectores donde la vía se ensancha y hay menos flujo de vehículos.

Los ciclistas deben circular de sur a norte. Foto: Marcos Vaca

El monitoreo de los organizadores

Los voluntarios de Ciclópolis y los miembros de Somos Barrio estuvieron recorriendo el circuito. En la intersección de la avenida González Suárez y San Ignacio, por ejemplo, los chicos de Ciclópolis ayudaban a cruzar a los peatones. Este es uno de los puntos de precaución por el flujo de vehículos.

El trabajo de Ciclópolis. Foto: Marcos Vaca

El control de los agentes de la AMT

El circuito tiene dos puntos de cuidado para los usuarios. El primero está en la integración de la Coruña y el redondel de la Plaza Churchill. Muchos usuarios, en ese sitio, optan por bajarse de la bicicleta e integrase a pie al circuito de la avenida González Suárez. El segundo lugar de precaución es en la intersección de la San Ignacio y la González. El principal problema ocurre porque muchos conductores quieren bajar por la San Ignacio. El domingo 16 de agosto vigiló un agente de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT).

El control en la San Ignacio y González. Foto: Marcos Vaca

La cuesta cansa ???‍♂️??‍♀️

El circuito tiene 3,9 kilómetros en total, casi toda la ruta es plana; pero hay que pedalear duro en la pequeña pendiente a la altura de la calle Ernesto Noboa Caamaño (en la González Suárez) y también en la Humboldt a la misma altura de la Caamaño. Otra cuesta retadora puede ser la de la Coruña hasta llegar a la González Suárez.

Un esfuerzo extra para subir la pendiente. Foto: Marcos Vaca

En bici, a pie, en monopatines…

En el recorrido se podía ver personas de todas las edades disfrutando del espacio público. Iban en ‘bici’, caminando y, desde el domingo 16 de agosto del 2020, se notó más personas en monopatines.

Los monopatines en la González: Foto: Marcos Vaca

El #ciclopaseoxlagonzálezsuárez es familiar

¿Qué opinas?

Comentarios

Deja una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Escrito por Marcos Vaca

Los domingos son para ciclistas y peatones en la González Suárez

José María Laso, presidente del Comité Pro Mejoras, firma el convenio

El barrio hace una apuesta por el reciclaje organizado